Cristianas y Cristianos de Base de Madrid
Portada del sitio > Organización > Comisiones > Laicidad > POR UNA ESCUELA PÚBLICA Y LAICA: UNA ESCUELA, SIN RELIGIÓN

POR UNA ESCUELA PÚBLICA Y LAICA: UNA ESCUELA, SIN RELIGIÓN

Jueves 9 de junio de 2016, por Cristianxsdebasedemadrid

POR UNA ESCUELA PÚBLICA Y LAICA: UNA ESCUELA, SIN RELIGIÓN

Estos gritos reivindicativos siguen hoy teniendo toda su vigencia. La última noticia leída es que la Comunidad de Madrid está intentando con ahínco sacar la Formación Profesional de la enseñanza pública…y dejarla en manos de la iniciativa privada, alejando un poco más la igualdad de oportunidades en el acceso a la enseñanza, esta vez, la profesional. Pero hoy queremos seguir insistiendo en el hecho de que la Escuela - lugar privilegiado en el que todos los niños y niñas, sin excepción, deben encontrar los recursos necesarios para crecer sin adoctrinamientos- está transformando sus contenidos de la mano de una jerarquía católica que abusa de su poder sin tener en cuenta la multiculturalidad de este país, y de unas autoridades políticas que les siguen el juego, pues sirve a sus intereses: todo al amparo de los Acuerdos Estado Español-Santa Sede firmados en 1979. En estos acuerdos se afirma que “Los planes educativos en los niveles de Educación Preescolar, de Educación General Básica (EGB) y de Bachillerato Unificado y Polivalente (BUP) y Grados de Formación Profesional correspondiente a los alumnos de las mismas edades incluirán la enseñanza de la religión católica en todos los Centros de educación, en condiciones equiparables a las demás disciplinas fundamentales” Se añade que en los planes de estudio, textos, etc., corresponde “A la jerarquía eclesiástica señalar los contenidos de la enseñanza y formación religiosa católica, así como proponer los libros de texto y material didáctico relativos a dicha enseñanza y formación” (Art. VI).

No hay más que leerse las 60 páginas del BOE (24/2/2015) en el que se consagran y publicitan los contenidos y los objetivos del nuevo programa de la ¿asignatura? de “Religión Católica”, para darse cuenta de que más que transmisión de conocimientos estamos ante un auténtico proceso de adoctrinamiento. Recordemos sólo algunos aspectos especialmente graves:

-  La Ley Wert convierte la religión en asignatura evaluable y computable, que amplía horas lectivas en detrimento de materias como la Literatura o la Filosofía, por ejemplo.

-  El programa y sus contenidos destilan un considerable desprecio por la ciencia

-  El lenguaje utilizado es misógino por la vía de la exclusión pura y simple: “lo que no se nombra, no existe”. Es como si en esta sociedad solo existieran los hombres, como si a la Iglesia solo le interesara este sector de la sociedad (49% de la población).

-  Hace evidente, ante los ojos de la sociedad, hasta qué punto el maridaje entre “el trono y el altar” sigue tan vigente como en los mejores años del nacionalcatolicismo.

-  Toda esta supeditación de la Escuela a los intereses y dictados de la IC descansa y se justifica civilmente en el principio constitucional del derecho de los padres a elegir la educación que desean para sus hijos en consonancia con sus principios y su moral. Se olvidan de puntualizar que, si bien dicho derecho consta expresamente en la Constitución del 78, el texto no indica nada sobre quién y donde debe de asegurar ese derecho, y parece obvio que el magisterio de las religiones les correspondería a las iglesias y confesiones religiosas o al ámbito familiar, nunca a la Escuela Pública. Igualmente se olvidan de la Declaración de los Derechos del Niño (20-11-1959), donde se afirma:" El niño gozará de una protección especial y dispondrá de oportunidades y servicios, dispensado todo ello por la ley y por otros medios, para que pueda desarrollarse física, mental, moral, espiritual y socialmente en forma saludable y normal, así como en condiciones de libertad y dignidad. Al promulgar leyes con este fin, la consideración fundamental a la que se atendrá será el interés superior del niño."

Para concluir esta nota, invitamos a la reflexión comunitaria sobre cuestiones como estas:

¿Consideras la religión una asignatura, como las matemáticas o la Lengua?

¿Ves normal que, en este extenso programa de religión, no aparezcan ninguna de las mujeres que acompañaban a Jesús en su caminar, ni siquiera María, su madre, o Magdalena?

¿Qué te parece o cómo valoras que se hayan pasado a la clase de Religión horas de otras asignaturas como Lengua y Literatura o Filosofía?

Madrid, junio, 2016

Comisión de Laicidad. CCBM

Comentar este artículo

SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0