Cristianas y Cristianos de Base de Madrid
Portada del sitio > Asamblea General 2015 > Proceso preparación de la Asamblea > Primer Mensaje: No tener miedo al cambio

Primer Mensaje: No tener miedo al cambio

Octubre 2014

Sábado 20 de septiembre de 2014, por Cristianxsdebasedemadrid

ASAMBLEA 2015. PROCESO.

La comisión ha elaborado este programa a partir de las propuestas de las comunidades. El lema-base fue aprobado en la asamblea de representantes en Abril de 2014. La Asamblea de 2015 es de todas las comunidades, de las cristianas y cristianos de base de Madrid. No es un acto en Pentecostés de ese año, es todo un proceso que vamos elaborando entre todos y todas y que culmina en esa fecha de Pentecostés y en el que habrá trabajo en grupos y puesta en común.

El lema: Recuperar el mensaje subversivo de Jesús, por un compromiso social y político con todos los excluidos de la tierra.

Para desarrollar este proceso desde Octubre hasta la Asamblea general de Mayo de 2015, proponemos estos pasos a dar:

Primer Mensaje: No tener miedo al cambio: Octubre de 2014.

Segundo mensaje: el seguimiento de Jesús: Diciembre de 2014

Tercer mensaje: El compromiso colectivo: Febrero de 2015

Cuarto Mensaje, El mensaje subversivo: Abril 2015

En todos ellos hay un texto inicial de Jesús que se repite (“No tengáis miedo!”), una explicación del mensaje, un texto testimonial y unas preguntas. Todo eso es para que cada comunidad lo trabaje. No hay que responder nada a la comisión.

Únicamente indicar que se anoten las preguntas, lagunas, problemas que quedan en el aire en cada mensaje, para después ponerlo en común en el Asamblea general de Mayo de 2015.

Para este mes de Octubre, proponemos este primer mensaje:

Mensaje Num 1: SOY YO, NO TENGAIS MIEDO!!! (Jesús a sus discípulos, Mt, 14,27) Octubre 2014.

De qué se trata: de no tener miedo al cambio.

No tener miedo a cambiar de conducta. Para vivir de otra manera, hay que profundizar en nuestra manera de pensar y de sentir sobre el Capitalismo, el seguimiento de Jesús y el compromiso. No nos podemos quedar donde estamos, necesitamos avanzar, renovarnos, movernos, cambiar. Cuestionar lo establecido es un primer paso para cambiarlo. Deconstruir no es destruir sin más. No podemos hacer tabla rasa y partir de cero; no es arrasar con todo. Pero sí que todo es revisable. Y a la vez que se revisa se reinventa.«Otro mundo es posible». Es utópico, pero es posible y necesario. Es la Utopía propia de la gran familia humana del planeta que habitamos. El inmovilismo es lo contrario de la Utopía conduce hacia la muerte, el cambio es fuente de vida. Nos animamos a renovar nuestros planteamientos, a profundizarlos y actualizarlos especialmente a los “nuevos paradigmas” de esta época. En esa labor seguimos estando, con más o menos compromiso. En algunas comunidades, y en encuentros generales, se plantean esos nuevos paradigmas y se están trabajando al ritmo de cada comunidad (Lenaers, Vigil, Spong, Pagola, etc).Tenemos un rumbo definido hace tiempo y una marcha más o menos coherente. Existe también un desencanto y una pasividad de muchos cristianos en nuestros grupos y comunidades que viven este momento con desconcierto y pena. Durante muchos siglos hemos sido educados para la sumisión y la obediencia. La responsabilidad de los laicos y laicas ha quedado muy anulada. Por eso, es preciso ir abandonando la pasividad, la sumisión acrítica, y moverse de dentro afuera. Desde un Capitalismo más o menos aceptado, que es un sistema de muerte, hacia el Mensaje de Jesús que es un sistema de vida. Dentro del sistema no hay solución a la crisis. Buscar entre todos/as las rutas concretas para irse saliendo del sistema. Cada comunidad que busque las rutas por donde caminar de dentro hacia fuera del sistema. No creemos en la reforma de este sistema, sino en su radical transformación, porque otro capitalismo de rostro humano es imposible.

Texto de Jon Sobrino:

“No hay opción por los pobres sin decisión a defenderlos. Y por lo tanto, sin una decisión a introducirse en el conflicto histórico. Esto no suele ser muy tenido en cuenta. Ni siquiera teóricamente. Tampoco en Aparecida. Pero, digámoslo una vez más: no hay opción por los pobres sin arriesgar”. (Jon Sobrino).

Preguntas:

¿Se puede seguir a Jesús de Nazaret desde el capitalismo y el patriarcado? ¿Creemos que se pueden compartir uno y otro, con Jesús? ¿en qué estamentos –económico, familiar, social, político- estamos implicados con el Sistema? ¿Se puede y se debe ir saliendo del sistema, al menos mentalmente? ¿dónde queda la opción por los pobres?¿grandes superficies, (el Corte inglés, Mercadona, etc.) o pequeños comercios? ¿dinero en Bancos y no en Banca ética? ¿Seguimos disculpándonos con tener una Segunda y Tercera Vivienda? ¿Creemos que la Jerarquía católica, incluido el Papa, es parte del sistema? ¿Sabemos distinguir los compromisos asistenciales (necesarios, como servir comidas, por ejemplo) de las causas que han llevado a esta situación, que produce este estado de cosas? ¿Tenemos una mentalidad clara de lo que es el sistema de lo que no lo es. Por ejemplo, los que apoyan el Sistema como el PSOE y otros partidos?

Comentar este artículo

SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0